Recomendados


Ecoturismo – Brasil

Publicado por el Dic 06 2007 |

Ecoturismo

El Ecoturismo es una actividad turística que explota de manera sustentable el patrimonio natural y cultural de dicha región, con la finalidad de incentivar su conservación, generar una conciencia ambientalista y promover el bienestar de las populaciones locales.

A lo largo de su territorio, Brasil tiene cinco diferentes biomas, en los que se encuentran los más diversos tipos de paisajes, vegetación y clima. Además de poseer la selva más grande del mundo – el Amazonas – el país abriga montañas, playas, ríos, cascadas, cataratas, dunas, acantilados, pantanos, cavernas, serranías, mesetas, sendas en florestas vírgenes, y flora y fauna colorida y diversificada. Son 8,5 millones de Km2. de un país repleto de parques naturales, reservas de biosfera y áreas de preservación ambiental. Siete de las cuales fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Conozca ahora un poco más de la riqueza y de lo mejor del ecoturismo brasileño.

Y para conocer las demás atracciones naturales del país, pulse sobre el link www.braziltour.com

Bonito – Mato Grosso do Sul

La región sorprende por sus ríos de aguas cristalinas, grutas y cascadas que atraen a turistas del mundo entero. Las actividades practicadas son diversas: buceo, senderismo, observación de fauna y de flora, cabalgatas, arborismo, escaladas y flotación por el río, entre otras.

Modelo de organización y sustentabilidad turística, Bonito adoptó una política para preservar el medio ambiente: los visitantes sólo pueden conocer sus atractivos naturales acompañados por guías certificados.

Para evitar impactos negativos en la naturaleza, se determinó un número máximo diario de visitas para cada atracción. Los atractivos duran, generalmente, de medio día a un día completo y en haciendas donde los turistas también pueden desfrutar de la culinaria regional.

Caravelas e Prado – Bahia

La atracción principal es el Parque Nacional Marinho dos Abrolhos, con aguas habitadas por miles de especies marinas, como delfines, ballenas Jorobadas y por aves migratorias.

Fernando de Noronha – Pernambuco

Con 21 islas, Fernando de Noronha ocupa un área de 26 Km². La isla principal y homónima es la única habitada y la más grande de todas, y posee 17 km². Constituye, en parte, el Parque Nacional Marino de Fernando de Noronha, Área de Protección Ambiental desde 1988 y Patrimonio de la Humanidad desde 2001.

El objetivo del parque es proteger la fauna, formada principalmente por el delfín rotador y por aves migratorias. La flora se destaca por la incidencia de áreas de manglares, fenómeno rarísimo en islas oceánicas. Posee cinco veredas que recorren varias playas, pré-definidas y que pueden ser visitadas con previa autorización del Instituto Brasileiro do Meio Ambiente e dos Recursos Naturais Renováveis (Ibama).

El turismo es desarrollado de manera sustentable, auspiciando la oportunidad de un encuentro equilibrado entre el hombre y la naturaleza, a través de una buena infraestructura para atender al turista en uno de los santuarios ecológicos más importantes del mundo.

Foz do Iguaçu – Paraná

Además de la grandiosidad de las cataratas, es una de las maravillas naturales del planeta con 275 cascadas y 60 m de altura, el visitante puede conocer el Parque Nacional do Iguaçu, una de las más bellas y bien equipadas reservas ecológicas del mundo. Con 185 mil hectáreas y reconocida por la Unesco como Patrimonio Natural de la Humanidad. Allí están registradas casi 400 especies de aves y hasta 50 especies de mamíferos, incluyendo el jaguar y el puma. También se destacan 257 especies de mariposas.

Garopaba – Santa Catarina

La naturaleza le regaló a Garopaba las más bellas playas del litoral de Santa Catarina. Descubierta por surfistas, sus olas atraen a turistas de todas las partes del país. Adornando el escenario hay, lagunas, montañas, ríos y acantilados emergiendo por todos lados. Tampoco faltan bosques, sendas ecológicas, cascadas y diversas alternativas para practicar ecoturismo. De julio a noviembre, el litoral de Garopaba es visitado por las ballenas Francas Australes (Eubalena australis) que buscan aguas rasas y calientes para amamantar a sus crías.

Lençóis Maranhenses – Maranhão

Un enorme desierto con miles de lagunas. Imagine un mar de dunas que ocupa 70 Km. de la costa y se adentra 50 Km. Son los Lençóis Maranhenses, con sus paisajes impresionantes, constituidos de un sinnúmero de lagunas de aguas azules y verdes, que durante el período lluvioso, de diciembre a julio, contrastan con las dunas de arena blanca, que llegan a alcanzar 40 m. de altura.

Toda el área forma parte del Parque Nacional dos Lençóis Maranhenses, creado en 1981 para proteger las 155 mil hectáreas de ese ecosistema tan particular y único.

Pantanal Norte y Pantanal Sur – Mato Grosso e Mato Grosso do Sul

El Pantanal, dividido en Norte y Sur y que abarca dos Estados brasileños, tiene una diversidad ecológica tan grande que tuvo que ser subdividido por los científicos en 11 áreas específicas, cada una con características naturales propias, actividades y épocas ideales para visita, así como por la presencia de estructuras adecuadas para el ecoturismo.

Es uno de los mejores sitios de Brasil para observar la flora, fauna, para la ornitología (observación de pájaros) y para la práctica de la pesca deportiva, permitida apenas entre marzo y octubre.

La estación seca que va de abril a septiembre se caracteriza por lluvias escasas y temperatura bastante agradable, con días de calor y noches frescas. Es la mejor época para la observación de la fauna. Al iniciarse el ciclo lluvioso, generalmente en octubre, empiezan las crecidas, que se prolongan hasta marzo. La temperatura, bastante elevada, sólo cae durante y justo después de fuertes chaparrones. Es cuando el Pantanal, húmedo y caliente, se transforma en una inmensa charca en la que ríos, ciénagas y lagunas se mezclan.

Jalapão – Tocantins

Cascadas, riachuelos, lagunas y dunas de arena fina y rojiza en medio a la vegetación agreste. El Jalapão es el escenario perfecto para el turismo de deportes verticales, rafting y canotaje.

Goias

Localizada sobre una inmensa placa de cristal de cuarzo, el ecosistema agreste está protegido por un Parque Nacional que, con 60 mil hectáreas, es Patrimonio Natural de la Humanidad desde 2001. La visita es hecha apenas con guías especializados, entre ellos antiguos mineros que recibieron entrenamiento para la actividad. La región ofrece muchos escenarios bellísimos y la posibilidad de observar varias especies de animales típicos del agreste, como el lobo rojo, el ciervo pampero y el ñandú.

Reserva de Mamirauá – Amazonas

La Reserva de Desarrollo Sustentable Mamirauá – con más de 1 millón de hectáreas de lagos, bosques pantanosos y selva – forma la más grande área de protección de florestas inundadas del mundo y es modelo para la preservación de vastas extensiones de florestas.

Fuente: EMBRATUR

sin comentarios por ahora

Trackback URI | Comments RSS


Deje su comentario :