Recomendados


Aventura

Publicado por el Abr 30 2007 |

Carrera de aventura:

XK San Juan-Barreal 2007

La final del circuito de Alito (XK Race), corrimos todas las carreras del 2006, Balcarce, Zarate y Córdoba.

Balcarce fue durísima, mucho frío, muy rápida y divertida, no nos fue tan mal, en la bici nos fue muy bien, y en el trekking nos retrasamos un poco por un PC que nos costó encontrar, pero el resultado fue bastante bueno.

Pos. Gral: 13 Caballeros: 6 ; Total 58 equipos

Zarate no nos fue bien, la carrera fue muy rápida, no nos fue nada bien remando, lo que provocó que tomáramos clases de kayak. En la bici yo cometí un error en la orientación y nos retrasó 20 minutos o media hora, no me acuerdo muy bien. Después en la última etapa de bici nos quedamos con poco power y bajamos el ritmo habitual de pedaleo. La última etapa de kayak ya nos dimos un poco por vencidos, porque ya no había mucho por hacer.

Pos. Gral: 15 Caballeros: 10 ; Total 42 equipos

Córdoba, nos pasó de todo, lo primero fue que se rompió el remo de Nico apenas largamos en el kayak, después se nos cortó la cadena de la bici de Juan y no teníamos corta cadena y por último la orientación fue muy difícil y fuimos a parar a la mierda con la ayuda visibilidad nula y un poco de desorganización, nunca encontramos el PC que seguía al del cerro blanco.

Pos. Gral: 21 Caballeros: 8 ; Total 47 equipos; 26 abandonos

Ahora nos tocó San Juan, una carrera que no aparentaba ser nada fácil, lo mas notable de la carrera era la altura a la que había que llegar 4.800 msnm, para una carrera es una locura.

El equipo, el mismo de siempre, Juan Nico y yo. No estábamos en nuestro mejor momento físico, pero no estábamos mal.

Los entrenamientos los ajustó Rama como para que nos adaptáramos lo mas posible a las intensas subidas interminables de la cordillera de los andes. Para ser realista, hicimos lo que pudimos dentro de las posibilidades que nos da nuestro territorio.

Carrera a la Alito

Nico como siempre, súper organizado, mucho antes que nadie empezó con la organización de la carrera, con nuestro afán de correr esta carrera y Volcanes en el mismo verano teníamos que optimizar el tema de los recursos, uno de ellos: las vacaciones. Para que nos rindieran más los días y no desperdiciar tiempo decidimos ir en avión.

En noviembre sacamos los pasajes según las fechas que le pasó Alito a Nico. Además no íbamos a necesitar asistencia ya que la carrera iba a estar diseñada para no necesitarlo.Unos días antes de la carrera Alito reveló la verdadera agenda de la carrera. NOS MATO!!! Teníamos pasaje para el vuelo a San Juan el miércoles a las 6:55 o sea que nos teníamos que levantar a las 4 AM para llegar a san juan y después tomarnos un remise de 2 a 3 hs a Barreal.

OK, todo eso se dio sin problemas, llegamos casi en horario, a la mitad de la charla de la organización.

Durante la charla nos encontramos, además de con las bestias internacionales, con nuestros salvadores, el otro team de Supervielle. Rama, Pedrito, Plato y Pablito que fue como asistente. Nosotros les habíamos pedido una mano ya que no teníamos asistencia y resultó que era fundamental, iba a hacer falta que te trasladaran el equipo de un lugar a otro además de la ayuda que es más que necesaria para que ordene, cocine, arregle, averigüé, planifique, prepare, etc, etc.

En la charla no hubo nada muy revelador, solo algunos temitas que después te van repitiendo en la carrera o cambiando según se va desarrollando.

Terminó la charla y nos pusimos a preparar todos los detalles finales con un calor abrasador en una calle de tierra del regimiento de no se que de Barrial.

Una de las cosas que nos quedaba era conseguir la comida para la carrera. Salimos en busca en nuestras bicis, único medio de transporte disponible. Por es horario no había nada abierto, los negocios abren después de las 5:30 PM, siesta sagrada!!!

Lo único que encontramos abierto era la YPF, obvio, no? Encaramos la heladera de los chewusan y la dejamos patas para arriba, nos llevamos casi todos los que había, anexamos algunas bebidas energéticas, caramelos y galletitas. La señora tardó como media hora en contar, sumar, multiplicar y dividir para darnos el monto final de la cuenta.Con la comida resuelta, nos dedicamos a armar las mochilas, como siempre es una parte calve de la carrera, no fue muy traumático ya que estaba todo bastante arreglado.

Todos arriba de al camioneta, nos subimos los dos quipos mas Pablito y nos metimos en la caravana que iba hasta la largada de la carrera.

El arco estaba puesto en la punta de un lugar de película, un desierto tipo el que atravesaba Michael Nigth con el auto fantástico. Como un piso de tierra súper nivelada y plano cubierto por una tierrita muy pero muy finita tipo talco. En ese lugar parecía que probaban autos de carrera y wind-cars.

Todos los vehículos se ubicaron detrás del arco de largada como en un cardumen.

Al ratito, empezó a levantarse un poquito de viento y se empezaron a ver unas nubes de color gris obscuro. Hasta ahora había sido un día súper caluroso pero parecía que estaba cambiando y no de una forma muy amigable.

Los organizadores empezaron a correr gritando que la carrera se estaba por largar, el viento se convirtió en un súper viento, en el medio del desierto que teníamos que atravesar se levanto un twister como el que levanta la vaca en la película, súper emocionante!!!

Los asistentes nos dejan a todos los corredores en la largada y se fueron al lugar donde iba a ser la primera transición.

Ahí quedamos, todos los corredores montados a las bicis, aguantando el viento de cola. Esperamos unos minutos que el equipo SOLE, uno de los mejores del mundo, terminaran de arreglar sus bicis (unos tractores rodado 29�??, todas las demás son 26) por cortesía de Alito.

El intendente de no se donde hizo la cuenta regresivo desde 30, se salteó algunos números y 3�?� 2�?� 1�?� LARGAMOS!!!!!

Hasta el momento el haber largado ya era todo un logro, no se nos hizo fácil para nada.

Comenzamos a rodar y las bicis empezaron a VOLAR por el desierto sanjuanino. Como si nada lográbamos velocidades superiores a los 50 kmh. El camino era libre y todo el ancho del desierto era transitable, por lo que cada uno buscaba no tener a nadie adelante, ya que no era negocio chuparse a nadie y lo mejor era agarrar camino virgen que no tenia tierra volando.

largada ok

El polvo no te dejaba ver nada y cada uno tenía que preocuparse por lo que venía adelanta en el piso y por su equipo. Después de la carrera nos contó el Plato que compró una parcela muy luminosa en el que entra perfectamente acostado con su bici arriba.

El viento, que venía solo, se trajo una tormenta que sacó de la galera. Las gotas no tardaron en empezar a caer, pero horizontalmente y a una velocidad descomunal. Se terminó el desierto y nos metimos en un camino petrolero, que es como de un intermedio entre piedras y arena.

El frío empezó a notarse y el agua se puso congelada, en la cara pegaba como agujas.

El camino se convirtió en una súper bajada, un camino tipo caracol con pozos, piedras, agua y todo. La bajada fue muy dura porque el frío ya era muy intenso, la única manera de aguantar era pedalear, pero en la bajada había que frenar y no pedalear.

Los frenos V-Brake se empezaban a erosionar con el agua y el poder de frenado iba bajando, el dominar la bici era toda una tarea, las piernas y los brazos entumecidos por el esfuerzo y el frio no ayudaban. Plato compró de nuevo otro lindo terreno, pero con barrancas!!
Después de la bajada agarramos un camino y los equipos ya de empezaba a ubicar en pequeños pelotones o equipos sueltos.

Le dimos un rato por la recta que nos llevaba supuestamente a la transición al trekking. Mientras tratábamos de ir lo mas rápido posible para recuperar el calor (yo estaba muerto de frio porque no tenía campera) vemos un equipo que avanzaba por el camino, pero hacia nosotros, o sea en sentido contrario!!!!!!!

Que pasa???????

Después de dudar un poco y ver pasar a un gran pelotón en el mismo sentido dimos la vuelta y seguimos a todos. El camino tenía mucho agua, parece que cuando llueve mucho el camino es medio como un río.Se hizo bien de noche y llegamos a un camp donde nos informan que había un tiempo muerto de 2 hs por algún motivo que no sabíamos. Nos metimos como pudimos adentro de la camioneta los dos equipos, mientras tratábamos de entender que pasaba, comer un poco y recuperar el calor perdido en la primera etapa.De repente alguien grita, �??se largó�?��?� ¿? Que pasa?, salimos corriendo con las bicis y todo el equipo que pensábamos íbamos a necesitar para lo que quedaba de bici y todo el trekking del día siguiente incluida la subida a 4.800. Esta era la segunda largada de la carrera!!! Yo, que me había re cagado de frio en un lugar que se suponía que iba a hacer calor, metí todo el abrigo que tenía, me pasé. Llevaba una campera liviana impermeable, pero me pareció poco y puse la otra que tengo que es más abrigada, me puse pantalón largo, dos polar, guantes, la bolsa de dormir para -15°, remera de más y algunas boludeces. Llevamos la comida técnica de la estación de servicio, me cargué 4, dos de crudo y dos de cocido. Cada uno no pesaba menos de 300g, algunos geles, sales y agua. Las zapa de trekk y todo lo demás convirtieron a mi mochila en la cosa más incomoda del mundo.

Arrancamos a mil con las bicis juntos los dos SuperV, pero al poco rato, al grito de �??para que me olvide la pechera�?� dieron la vuelta para buscar el elemento obligatorio que un integrante del SuperV IIcon apodo de elemento para comer había dejado en el camp improvisado.

La bici empezó conmucho frio y agua, los caminos se habían convertido en ríos en partes, y si bien ya había dejado de llover, el agua quedaba en grandes pozos en los que tenias que meter las patas.

Todo para arriba, desde ahí en adelante era todo para arriba. Yo me empecé a sentir incomodo con la mochila y mi ritmo no era demasiado bueno, tuvimos que ir parando para sacarnos ropa y seguimos cargando las mochis.

Después de un rato de pedalear y con el �??síndrome del último�?� mi producción empezó a bajar. El sueño se empezó a hacer notar y por mi cabeza me pasaba lo mal que había dormido durante la semana y en especial la noche anterior.

Llegamos a la transición al trekking, de nuevo nos encontramos con los otros SuperV, con muy buena onda decidimos empezar a caminar juntos.

El haber dejado la mochila tan pesada, para mi fue un alivio, pero el daño ya estaba hecho. Después de caminar un rato, de nuevo empecé a sentir el �??síndrome del último�?� y me empecé a quedar de nuevo.

Los SuperV II estaban un poco adelante y podían sostener un ritmo un poco más alto, por lo que poco a poco se fueron alejando y quedamos solos. A todo esto la noche cambio por completo, la luna estaba full y la temperatura era agradable, el camino no era difícil de seguir, todo lo que teníamos que hacer era seguir por un valle, por un lado del río hasta el próximo PC, a todo esto y después de tanto esfuerzo solo habíamos marcado 1 PC, ahora íbamos por el #2. Lo que yo sentía era como un estado de borrachera, pero sin la parte graciosa. Los pies me pesaban como si las zapas fueran de plomo y lo único que pensaba era en que tenía que seguir. En la mente de pasan cosas raras en esos momentos, es como en los dibujitos, tenes el Angelito y el Diablito, un te dice �??dale, seguí, vos podes, no es tan grave�?� y el otro te dice �??cagate en el quipo, abandoná, tirate a descansar�?� y todo eso. Con ellos vas conviviendo en los tiempos duros y te van acompañando. Es obvio que ya había, a esa altura, decidido abandonar las carreras de aventura y expedición para siempre y si hubiese podido me hubiese tatuado como en Memento para no olvidarme al día siguiente, que es lo que pasa siempre.

Por otro lado de la cabeza también está presente que ese es el punto más difícil de la carra y que después de las primeras 24 hs todo cambia y el cuerpo es como que se acostumbra a la baqueta.

Dilema

Fue es lo mejor? Seguir y darle hasta que no podes más o frenar un poco y descansar lo que sea necesario para aumentar el rendimiento?

De a poco empezó a aclarar, y los putos cruces de los ríos no aparecían, estábamos avanzando a menos de 2 km/h!!!!, no lo podíamos creer.

Al ver que mi ritmo no prosperaba, los chicos me dieron una mano, un poco de peso para Juan y otro poco para Nico, la cosa mejoró un ratito. El ritmo mío volvió a lo que era, más o menos como una babosa por una pared de salpicrep. Los paré a los chicos y des dije que tenía que descansar, que era necesario para mí.
Ellos me dijeron que no había problemas, que paremos, ya había un espíritu de resignación como cuando se te va el tren. Me ofrecieron que durmiera hasta una hora, yo les dije que con 15 minutos ya me alcanzaba.
Me saque la mochi y me tire en un espacio en el que solo entraba en posición bolita, el piso era de piedras con piedritas sueltas, pero para mi era un Simons con resortes individuales forrados en tela de avión y el sol de la mañana me calentaba todo el cuerpo. Los chicos se quedaron custodiando mi sueño y me dejaron dormir un poco mas, 20 minutos fueron en total. De lo único que me di cuenta fue cuando pasó un equipo y que las piedritas se iban incrustando en mi tierna nalga. Al despertarme me saqué las incrustaciones y me puse la mochi, los chicos me mandaron adelante para evitar el puto síndrome y arrancamos. Dio resultado!!! Mi ritmo aumentó considerablemente, la inversión por el momento rendiría sus frutos. No todo el camino al PC 2 fue tan rápido pero la mejora fue notable.és de cruzar por cuarta vez el río LLEGAMOS AL PC 2.cruce de rio

Nos encontramos con los superv II, que para nosotros nos habían sacado entre 1 y 2 horas. Nos ponemos a charlar un ratito y nos cuentan que vivieron algo parecido y que habían llegado 10 minutos antes.

A esa altura de la carrera ya sentimos que habíamos fracasado, que todo estaba dicho, los próximos PCs (de 3 al 8) eran opcionales, si llegabas al 3 antes de las 2 de la tarde podías seguir en categoría Elite, sino te pasaban automáticamente a DESAFIO.

Como venía la mano no íbamos a llegar, por lo que decidimos quedarnos en el 2 y pagar las horas que nos tocaban.

Fuero 4 horas, por lo cual tuvimos el placer de ver pasar a la punta. Es obvio que no entrenan en Roque Sanes Peña, son ANIMALES!!!!

Descansamos y nos divertimos un poco en un campamento improvisado que el protagonista era el sol. En el lugar por la altura hacia frio, pero el sol era como una daga.

Levantamos campamento, no dieron el pasaporte y de nuevo a meter los pies en el agua helada del río para salir de ese lugar.

Arrancamos con un malón de equipos, todos hacia el PC 9, empezaba bajando por el mismo camino que nos habia llevado al PC2.

Juan se puso al frente y impuso una marcha semi trote, la idea era aprovechar lo máximo las horas de luz que quedaban.

En un momento se temido la bajada y tuvimos que cambiar el rumbo y alejarnos del río que habia sido muestro compañero desde el principio de la carrera.

La subida no era muy fácil, pero después se complicó cuando encarnamos un cerro fabricado de ARENA!!!!! (PUTA)

Subías 3 metros y resbalabas 1 para abajo. Mis piernitas no querían subir más nada, y la altura hacia que la respiración pareciera siempre insuficiente.

Por suerte la última parte a subir para alcanzar el PC9 era medio de piedra y tierra por lo que fue un poco mas fácil avanzar.

Cuando llegamos al PC quedamos en un lugar con una vista impresionante en el medio de la cordillera, habia picos nevados por todos lados y la claridad de la tarde dejaba ver a la cordillera en su máxima expresión.

Como estaba tan claro, desde ahí pudimos ver todo el camino al PC10, que no era poco pero teníamos una posición privilegiada.

team kailash

Juntos los SuperV debatimos un poco por donde ir y como siempre un arranca, todos lo siguen y todas las reglas de la orientación se van a la mierda, pero era fácil. Es lo que pasa cuando te perdes, parece facial hasta que te perdes y después no sabes donde estás y juras que la próxima el equipo va a seguir un método por mas fácil que parezca.

Cruzamos un río en un gran valle y caminamos una gran pampa con un poco de bajada.

Encontramos un sendero y lo seguimos, no nos perdimos nunca solo tuvimos que ubicarnos una vez y después de llegar a un punto donde cruzamos varios rios mas ya de noche, llegamos al PC camp donde nos esperaba Pablito (maestro) con todo listo.

La organización de la carrera nos dijo que tendríamos que pagar 8 hs, lo que para nosotros era como un regalo del cielo.

En ese momento se intensificó un poco el espíritu de �??la carrera ya me chupa un huevo�?� El plan era comer, dormir y después veíamos, arrancamos a la hora que se nos canten las bolas.

Pablit nos deleitó con una gran comida de carbohidratos y algunas golosinas de postre, ahí nos dimos cuenta que Plato tenía un pequeño problemita de adicción a las golosinas en especial a las del grupo chocolatazo.

Dicho y hecho, dormimos y comimos, a las 5 de la mañana nos tocaba partir, pero el equipo ni siquiera habia puesto despertador.

Como a las 5:30 �?? 6:00 me desperté, ya que no podía dormir muy bien y empecé a romper para levantarnos.

La buena noticia era que lo mínimo a pagar ahí eran las 8 hs pero nos quedaba otro paquete de horas por pagar. Con esto mejoraba nuestra situación, un par de horas que nos habíamos quedado desayunando y preparando todo para lo que quedaba de la carrera.

Un premio: a la mañanita con el sol asomando empezamos a subir por un cerro en bici al PC11, las bici rodaban como locas, parecían recién sacadas de la boutique del tano y la energía estaba al 100% gracias al descanso y la comida.

El paisaje de esa subida pagaba el esfuerzo de la pedaleada, nos juntamos como un gran equipo de 6, rama se puso al frente y propuso un ritmo muy razonable.

Llegamos arriba sin ningún problema, algunos decidieron dejar un poco de lastre mirando ese imponente paisaje y luego encaramos la bajada.

Esto es lo que lo gusta a todo el mundo, andar el bici sin pedalear y a mi particularmente me fascina, por lo que me puse adelanta para que nadie me molestara y le si rienda suelta a mi bici.

Me separé un poquito del pelotón, con Pedrito y después de la primer bajada grosa me quedé esperando, Pedrito paso y después Rama y Plato.

Me senté en una piedra y seguí esperando, no aparecían Nico y Juan. Al ratito me empecé a preocupar, por lo que contra mi voluntad empecé a subirde nuevo por el camino que ya había recorrido.

Al poco rato de pedalear para arriba aparecen los chicos, Juan habia pinchado y casi se queda solo sin cámara, por suerte alcanzó a gritarle a Nico antes de que se fuera muy lejos y su bici se desinflara del todo.

Seguimos bajando y nos encontramos con los Súper V II que a esta altura ya habíamos formado un pack de amor.

Cargamos agua en el punto mas bajo del recorrido y le dimos a ritmo competitivo.

La bici seguía siendo un placer, tal vez un poco más sacrificada, pero para nosotros que lo mejor que tenemos es el camino a escobar eso nos inspiraba también.

Gran subida, gran bajada y nos juntamos de nuevo con el río que era uno de lo escenarios principales de la carrera PC12.

Llegamos al PC13,14 y 15 de las cuerdas, uno tenia que jumariar y dos hacer una tirolesa por un cable.

Yo me ofrecí a Jumarirar ya que me sentía seguro, lo había practicado mentalmente y me sentía fuerte.

La pared a subir era alta pero no algo imposible, junto con Pedrito nos fuimos hasta la base de las cuerdas y esperamos que se equipara el que estaba adelante nuestro.

Una vez que el encargado de cuerdas lo puso a subir a ese pibe, le revisó el equipo a Pedrito y encontró que los nudo e tenían un bolusez, hubo que hacerlos todos de nuevo. Así y todo, Pedrito se colgó de una de las otras cuerdas y empezó a subir, el flaco que estaba subiendo iba para atrás y Pedrito en una maniobra lo paso por arriba literalmente. A mi me hizo esperar que terminaran los dos para darme una cuerda.rapel

Subida y bajada sin problemas, en un rapel medio choto en el que tenías que ir caminando por la piedra por no tener un ángulo muy agudo. Corrí a juntarme con el equipo y arrancamos al última etapa de trekking, casi se podía correr, de hecho en algunas partes lo hicimos, en especial cuando pasaba alguna camioneta filmando ¡!!!

En esta etapa se juntó con nosotros DieguitoConstantini que habia hecho la última parte de bici solo porque su equipo habia abandonado.�??Los últimos kilómetros de sufrimiento�?� pasaba por la mente de todos, un día lindisimo caminando por el costado del río. Sin problemas llegamos todos juntos a al PC de transición de los Dukies. Esta etapa le esperábamos todos como la frutilla del postre, 30 o 40 Km. de río de montaña en dukies manejados por nosotros, el sueño del pibe.

La mala noticia era que no habia suficientes remos y dukies para todos, por lo que teníamos que esperar, no sabíamos cuanto, creo que llegamos a las 2 de la tarde.

Era una playita muy linda con arena a la vera del río, daba para vagar. En un momento apareció Alito, el director de la carrera, y con la buena onda que lo caracteriza nos iba contando como nos iba a clavar. Después de negociar un poco logramos que Juan baje en un KAYAK (dagger) y nosotros lo adoptábamos a Dieguito para ir 3 y 3 en los inflables.

Una cosa llevo a la otra y terminamos tirandonos al agua justo cuando empezaba a obscurecer tipo 8 PM, el agua ya no era tan tolerable sin Sol y el quipo contra el frío no era tan adecuado.

duckie 1

En el agua comenzó la diversión, unos rápidos no muy importantes, pero lo suficiente como para que nos cagaramos de risa, en especial cuando no cruzábamos con el bote del capitán Rama (que fue guía de rafting). Ese bote parecía una de las tazas locas del Ital Parck, giraba sobre su eje todo el tiempo. La verdad que lo disfrutamos , por un rato.

A la media hora era de noche y se suponía que bajaríamos con la luz de la luna, pero como las dos noches anteriores a esa misma hora una tormenta azotaba la zona.

La luna ni pintaba y el agua casi no se vería, en un momento nos empezamos a dar cuanta que no teníamos alternativas posibles. El frio se ponía cada vez más duro, sobre todo porqué el agua pasaba por arriba del bote cuando nos metíamos en algún raído, por otro lado no lo podíamos evitar, ya que es el camino más rápido es el que hace el agua donde hay olas. La falta de visibilidad nos trajo otro problema, cada tanto nos encajábamos entre las piedras y teníamos que sacar el bote bajándonos o haciendo fuerza descomunal.

Un pequeño detalle, en el momento de salir los remos no alcanzaban, por lo que nos dieron dos dobles. Nosotros decidimos partir uno y hacer dos simples (chiquitos) y uno doble.

Tratamos de ir juntos, era muy importante, ya que la situación ya no era tan graciosa, no teníamos muchas luces, pero nos procuramos algunas para que nos pudiéramos ubicar entre nosotros.

Juan en el kayak iba haciendo de nexo entre los botes y nosotros tratábamos de juntarnos.


En un momento la situación se volvió desesperante cuando Pedrito quería salir corriendo por la orilla del río porque ya no toleraba el frio, solo tenía una lycra y nada de neoprene. Nos paso de todo, a los chicos se les dio vuelta el bote, a nosotros de nos cayó un pala al agua, y así y todo resistimos casi 3 horas en el agua helada, la ultima media hora salió la luna por completo full, lo que nos dio una gran ayuda para llegar al final del recorrido. Terminamos los duckies y nos juntamos nuevamente, el frio nos estaba matando y decidimos correr los últimos 2 Km. (hasta la llegada en el centro del pueblo Barreral).

De repente se nos puso el auto de la policía adelante y con las sirenas y las luces encendidas nos custodió hasta la llegada, la gente del pueble salía de las casas a aplaudirnos, esto era súper motivarte, por lo que la velocidad que llevábamos era increíble. Pasamos por la calle principal del pueblo por donde estaban todos los bares y los corredores se asomaban a la calle también a vernos pasar y aplaudirnos. Cronológicamente llegamos ante últimos, por lo que estaba todo el mundo esperarnos.

Cruzamos e el arco y nos dimos todos un gran abraso�?�

Pos. Gral: 33 Caballeros desafío: 7 ; Total 46 equipos

Y si, se terminó, solo quedaba toda la nefasta organización de la logística y abrigarnos para ira al bar a tomar una Cervera para compartir momentos conotros equipos.

Gracias totales a Pablito que nos estaba esperando y nos dio todo lo que necesitábamos, haciendo un esfuerzo de la misma talla que el que nosotros hicimos en la carrera, cualquiera que haya sido asistenta sabe que no es tarea fácil en una carrera larga y mucho menos de dos equinos.

Los Súper V II, unos maestros, siempre dando aliento y apoyo, tratando de ayudar, Gracias Pedri, Gracias Palto y Gracias Rama.

Y a los pisa, que le puedo decir, me bancaron cuando lo necesité, son como hermanos, para mi, muchas veces muchas veces ayudando y otras peleando como tales.

Siempre aprendemos algo, y esta carrera aprendía varias cosas:

  1. a veces hay que invertir en descanso para obtener un mejor resultado
  2. nunca hay que darse por vencido, las carreras nunca se sabe lo que pase hasta el final.


PACO

Info de Turismo

1 comentario por ahora


Una respuesta para “Aventura”


  1. […] Aventura […]

    31 Ene 2008 at 6:14 pm

Trackback URI | Comments RSS


Deje su comentario :